bares y restaurantes Pérez Zeledón, dominical, uvita

Historia del Bar Restaurante La Reina de Valle.

El terreno donde se ubica actualmente el Bar la Reina del Valle perteneció en primera instancia al señor Otoniel Ceciliano, posteriormente este se lo alquiló al señor Tenorio (apellidos desconocidos, esto pues el actual dueño no tiene conocimientos de ellos), para que creara un bar.

El señor Tenorio inició el negocio con un rancho, contando con la patente de licor número diez, posteriormente don Rubén Valverde alquiló las instalaciones, manteniendo el local existente.

Después del señor Valverde, el negocio fue tomado por el Gallego, quien además era el dueño del actual Chic de Paris.

Por el año 1962, el señor Aníbal Godinez Picado alquila el local, en ese momento era un edificio con techo de teja, paredes y piso de madera, sin embargo las condiciones de esta eran muy deterioradas, por lo que el arrendario pensó en construir un nuevo edificio, y se lo hizo saber al dueño del terreno.

Comenta el señor Aníbal:

Yo pagaba un alquiler de ¢250,00 a don Otoniel Ceciliano, como el edificio estaba inhabitable, yo le solicité al señor que construyera y él me dijo construya usted y yo le hago un documento haciendo constar que le cobrare ¢250 de por vida por este local, hicimos el documento y me puse a construir, con ¢20 000 hice la construcción. Al poco tiempo me llamo el señor y me dijo le vendo esta propiedad, como yo no tenia dinero, el me facilito la escritura para que la hipotecara al banco y que le pagara el dinero a el, así lo hice, el banco me dio el dinero y le pague al señor la propiedad, en ese entonces me costo ¢70 000, al banco le pague ¢2 000 mensuales.

Entrevista aplicada al señor Aníbal Godinez Picado 3 de febrero del 2003.

La Reina del Valle anteriormente se llamaba Bar El Gallego, fue a partir de 1962 cuando adquirió el nombre actual. Este bar inicio con tres colaboradores, siendo el propietario uno de ellos, sus ganancias eran buenas, había días en los que se vendía hasta ¢300.

Fue en 1966 cuando el negocio sufrió el cambio más significativo, este año se destruyo el rancho de tejas, pues iba a ser clausurado por deterioro, y se construyo el edificio actual, siendo este ultimo cambio de infraestructura realizado.

En los inicios de su historia La Reina del Valle ha ido desarrollándose conforme va progresando el cantón, sin embargo, en los últimos años el negocio ha visto intacto tanto sus consumidores como su infraestructura, invirtiéndose únicamente en mantenimiento.

Actualmente este bar se dedica a la venta de licor, principalmente ron, guaro, whisky y por su puesto las tan conocidas cervezas, brindándole al cliente una boca por cada trago consumido, dentro de las cuales podemos citar el pollo frito, carne en salsa, entre otras.

En el presente, cobra con dos colaboradores, el administrador y el salonero, los cuales son suficientes para atender a los clientes actuales del negocio.

El mercado actual es muy limitado, siendo la mayoría de sus clientes los mismos que iniciaron junto con el negocio, quedando limitado el incremento de los estos.